//
Entradas
Corporativas, Noticias, Opinión

Más sobre certificaciones energéticas

Etiqueta Eficiencia Energética

Etiqueta Eficiencia Energética

Desde la entrada en vigor del RD 235/2013, Real Decreto por el que se aprueba el Procedimiento Básico para la Certificación Energética de Edificios Existentes”, aprobado el 5 de abril del 2013, desde el Ministerio de Industria se obligará a que todas las viviendas que se vendan o alquilen en España cuenten con un Certificado de Eficiencia Energética, y esto ya es va hacer más de un año.

Este decreto recoge y establece la obligatoriedad del propietario de disponer de un Certificado Energético de su vivienda, dejando en manos de las Comunidades Autónomas los procedimientos de implantación y control de la certificación.

Anteriormente, existía el “Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción”, aprobado por el Real Decreto 47/2007, de 19 de enero, donde únicamente se exigía para edificios de nueva construcción o grandes rehabilitaciones, dado que su objetivo era incentivar entre los promotores la construcción de edificios más eficientes y la rehabilitación energética de los existentes, para que pasen a consumir menos energía, de modo que la eficiencia se convierta en un factor de valor añadido y un criterio adicional de compra de una vivienda nueva por parte del usuario, teniendo una validez máxima de 10 años.

Ambos decretos, vienen impuestos por la Comisión Europea (CE), y en especial el RD 235/2013, dadas las sucesivas denuncias, desde principios del 2012, por parte de la Comisión Europea (CE) a España, ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), por no aplicar de forma correcta la normativa comunitaria que obliga a reducir el consumo energético en los edificios y donde se considera el certificado como una medida de fomento de la eficiencia energética, tanto para el ahorro en el consumo de energía, como para el cuidado del medio ambiente.

Y en todo eso último podemos decir que estamos todos de acuerdo, dado que basándose en el estudio del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), denominado “Proyecto Sech-Spahousec“, se recoge que en los hogares españoles se consume el 17% de toda la energía final y que hasta un 25% se consume en la electricidad. Según el estudio, la energía eléctrica es la fuente más utilizada en el hogar con un 35%, seguida por el gas natural con un 25%. Y donde la calefacción es el servicio de mayor consumo, así como los electrodomésticos que son el servicio que más electricidad demanda.

Como aspectos novedosos, el estudio ha permitido conocer que el llamado consumo en “standby” es muy superior al de refrigeración, que la TV es el segundo electrodoméstico de mayor consumo eléctrico, después del frigorífico, que los servicios centralizados de calefacción y ACS (agua caliente sanitaria) consumen un 22% menos que los individuales; que las bombillas de bajo consumo están ya presentes en el 86% de los hogares; y que las energías renovables se encuentran en el 11% de los hogares, por lo que si quieres conocer el Informe Final del Proyecto Sech-Spahousec , puedes descargarte lo en el enlace.

Pero aunque estamos todos totalmente de acuerdo con las conclusiones que se vierten del estudio y de las recomendaciones para reducir el consumo energético en las viviendas, son muchas las preguntas y dudas que surgen con respecto al Real Decreto 235/2013, entre las que cabe preguntarse porqué finalmente tiene que ser impuesto y no recomendado a todo propietario que ponga en el mercado su vivienda para su venta o alquiler y más aún cuando en la actualidad, la regulación del Control Externo de las Certificaciones de Eficiencia Energética para Viviendas está teniendo un alcance muy desigual en las diversas Comunidades Autónomas, dado que estas presentan una diversidad de tasas y procedimientos para la obtención del mismo certificado, o incluso falta un par de Comunidades Autónomas (Aragón y Melilla) por publicar la norma como elemento de control y de garantía de la efectividad del certificado, lo que no se comprende como puedes comprobar según artículo publicado como La Certificación Energética Por Comunidades Autónomas en España, y analizábamos en el Bog Energia12.

Es por ello, que dado que aunque los edificios son responsables de alrededor del 35,1 % del consumo de energía eléctrica y del 32 % de las emisiones de CO2 en la Unión Europea, y que solo en España existen cerca de 26 Millones de viviendas construidas, deben de ser los propios propietarios, dada la situación actual de las propias familias, vean la necesidad de aplicar medidas que favorezcan el ahorro y por tanto el consumo de energía en su propia vivienda y los que por su propia iniciativa buscan formas de consumir menos, para verse reflejado en las facturas mensuales, sin que esto deba venir impuesto por ley.

Y cada vez más los propietarios de viviendas ven la obligatoriedad de la certificación como otro acto meramente burocrático para sacar dinero a los propietarios de los pisos que se quieren alquilar o vender, que tan solo representa un 13% de las viviendas, sobre 3,4 Millones de Viviendas, cuando si la legislación Europea persigue conseguir una reducción significativa del consumo de energía de los edificios, ayudando así a combatir el calentamiento del planeta, y consolidar la seguridad energética de la UE, porque no lo realiza en la totalidad de las viviendas existentes, que medidas se aplican en los otros países Europeos y no Europeos, etc…

Es por ello, que desde Energia12, estamos en el lado de que se debería de fomentar e informar al propietario de las diversas formas que dispone para ahorrar y consumir menos energía en sus vivienda/as en lugar de obligar por ley, así como de la realización de fuertes campañas que proponga y aconsejen en la mejora de las mismas, para tener claramente un efecto real sobre el fomento de la eficiencia energética no solo en el hogar, sino también en la oficina, en Comunidades de Vecinos, en industrias, etc., en lugar de leves campañas de sensibilización y/o concienciación ciudadana como las realizadas hasta el momento.

En este artículo, destacamos un ejemplo entre los muchos existentes y que poca campaña reciben y por tanto se desconoce por la mayoría de usuarios, como son los trabajos realizados en la campaña promovida por la ONG WWF, donde han publicado una herramienta denominada la Comunidad Eficiente 2.0, que posibilita a cualquier ciudadano a realizar un análisis del consumo energético actual de su vivienda y le ofrece las oportunas recomendaciones para poder disminuir su consumo energético, tanto dentro de las casas como en las zonas comunes de su edificio de viviendas, para posibilitar el despegue del sector de la rehabilitación energética y del autoconsumo.

Otros Artículos de Energia12 relacionados:

Anuncios

Acerca de energia12

Empresario, Consultor e ingeniero. Servicios de servicios de ingeniería, energéticos, medioambientales y de construcción. Optimización de potencia.

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Primer Informe sobre la Certificación Energética en España | Energia12 - 10/07/2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Últimos twits

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: